Nacionales

Semana Santa refuerza fe de católicos con ritos que recuerdan muerte y resurrección de Jesús

159.COM.DO | 14 de abril de 2022
Semana Santa refuerza fe de católicos con ritos que recuerdan muerte y resurrección de Jesús

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO. – Los siete días que comprenden la Semana Santa son aprovechados por algunos dominicanos para vacacionar, reunirse con familiares lejanos o descansar, sin embargo, este asueto se reviste de gran importancia para los fieles católicos, quienes recuerdan en este lapso el paso de Jesús por la tierra.

Para la gran comunidad católica de la República Dominicana, la Semana Santa, más que unos días de descanso, significa un tiempo de recogimiento total y reflexión para reafirmar la fe y revivir los momentos turbios de Jesús cuando fue crucificado, pero también los episodios gratificantes de su resurrección.

Aunque para la mayoría de los pobladores “los días libres” inician formalmente desde el Jueves Santo, los católicos arrecian su jornada de fe desde el viernes de dolores, un día que antecede al Domingo de Ramos y en el que se recuerda, según la Iglesia, el dolor de María al ver morir a su hijo Jesús, por tanto, los fieles católicos lo aprovechan como una jornada de ayuno y abstinencia y para resaltarlo, realizan procesiones sencillas en las distintas parroquias.

Domingo de Ramos: entrada triunfal de Jesús

Pero el verdadero inicio de la Semana Mayor para los creyentes católicos arranca el Domingo de Ramos, una fecha de vital importancia para los feligreses que mueven la iglesia desde los templos hasta las calles, realizando procesiones con ramos de distintos árboles y concluyendo sus caminatas con una celebración eucarística cargada de fervor para abrir la Semana Santa.

Como se refirió más arriba, la Semana Santa recuerda a los católicos el paso de Jesús por la tierra y, en específico, el Domingo de Ramos celebra la entrada del hijo de Dios en Jerusalén. Las ramas que utilizan los feligreses en sus procesiones evocan a las ramas que una multitud esparció mientras Jesús entraba en la comunidad.

Jueves Santo: donde se instauró la eucaristía del católico

El evento que le sigue al Domingo de Ramos es el triduo pascual, que inicia con el Jueves Santo, un día que la Iglesia Católica reserva para hacer ritos que recuerden la última cena que tuvo Jesús con sus discípulos y el lavatorio de los pies, dos hechos narrados en los evangelios de la Biblia.

Generalmente, las parroquias inician sus ceremonias en horas de la tarde o noche, por lo que durante el día, el Jueves Santo es reservado para la acostumbrada Misa Crismal, que es presidida por el obispo y donde se bendicen los aceites que son utilizados todo el año por los católicos para los distintos ritos de sacramentos y otras celebraciones.

Llegada la tarde, los fieles se reúnen para recordar cómo se instituyó la eucaristía y, además, las parroquias seleccionan a un grupo de hombres y mujeres para hacer un lavatorio de pies entre ellos que, para la fe católica, rememora la humildad de Jesús al limpiar los pies de sus apóstoles.

Viernes Santo: día de tristeza y sobriedad para los fieles

Cuando la celebración del Jueves Santo termina, la iglesia se transforma y se pone sobria. De inmediato, los organizadores eliminan todo signo de alegría en los templos: mantos, flores y elementos decorativos, ya que, con esto, se apertura el Viernes Santo, uno de los días que la iglesia recuerda con más nostalgia y en el que no hay cantos alegres o instrumentalizados, la iglesia se mantiene en absoluto silencio y se realizan menos ceremonias que en los días anteriores.

En su generalidad, las parroquias del país realizan un viacrucis la mañana del Viernes Santo para recordar el recorrido de Jesús desde que fue condenado a muerte hasta su crucifixión. Algunos templos optan por dramatizar completamente el trágico hecho, mientras que otros sólo caminan por las calles leyendo las narraciones de la muerte de Jesús y entonando canciones alusivas.

Por las tardes, las parroquias realizan una breve y solemne celebración en la que realizan su habitual adoración a la cruz y, de manera general, la iglesia católica dominicana da seguimiento al sermón de las siete palabras, un evento en el que los principales líderes de la comunidad católica recuerdan las siete frases que pronunció Jesús antes de morir crucificado y que es aprovechado por los obispos para enviar mensajes de corte social y político. 

Vigilia Pascual y Sábado Santo: la alegría de feligreses por la prometida resurrección

El ambiente sereno y mesurado de la iglesia se mantiene así hasta la tarde o noche del Sábado Santo, donde los católicos recobran la alegría de sus parroquias y celebran con júbilo que la tumba de Jesús esté vacía, demostrando así su resurrección, como lo cuentan los evangelios.

La vigilia pascual es el evento principal que caracteriza al Sábado Santo en las parroquias ya que en ese escenario, los templos realizan ritos de lecturas que hablan desde la profecía del hijo de Dios hasta su resurrección de entre los muertos.

La ceremonia de la vigilia pascual de la noche del Sábado Santo inicia con las parroquias totalmente a oscuras y luego se procede a encender el cirio pascual, un velón de gran tamaño que simboliza a Cristo resucitado y, de esta forma, los feligreses también encienden sus pequeños velones para recordar a un Jesús que se levantó de entre los muertos.

En la misma celebración se entona el Pregón Pascual, un antiguo himno que proclama la gloria de Dios y la resurrección. En este ambiente, y una vez leídas las lecturas de la historia de la salvación del mundo, la iglesia recobra su habitual fervor colocando las flores, decoraciones y entonando animadas canciones de celebración, además de que se aprovecha para bautizar a nuevos creyentes en la fe católica después de bendecir una pila bautismal bajo un rito de exorcismo especial en el que se renuncia a pecados y males del mundo.

Al otro día, el Domingo de Resurrección, se continúa con el ánimo de la mencionada Vigilia Pascual y la Iglesia da por terminada la Semana Santa, retomando sus habituales tiempos litúrgicos para afianzar la fe de los católicos.

¿Dónde se reúnen los católicos para celebrar estos ritos?

Aunque cada católico acude a la parroquia más cercana, la ciudad de Santo Domingo, específicamente la Zona Colonial, registra los templos en los que más se reúnen feligreses a celebrar la fe.

Algunos de los lugares en los que la Iglesia Católica de República Dominicana hace grandes celebraciones durante el triduo pascual son la Catedral Castrense de Santa Bárbara, la Iglesia Nuestra Señora del Carmen, la Catedral Primada Santa María de la Encarnación y la Iglesia Nuestra Señora de las Mercedes, todas ubicadas en la Zona Colonial de la Capital.

¿Qué importancia tiene para los católicos las ceremonias de la Semana Santa?

Según explicó el sacerdote Adriano De los Santos a El Nuevo Diario, los católicos fieles aprovechan la Semana Santa para sufrir y celebrar junto a Jesús sus alegrías, calamidades, rechazos en el mundo y, sobre todo, para fortalecer la fe.

El presbítero sostuvo que todas las ceremonias celebradas en Semana Santa llevan a los feligreses “por un camino de reflexión y encuentro de emociones” en los que se reconoce una mezcla entre la humanidad y divinidad de Jesús que, aunque es hijo de Dios, también sufrió maltratos hasta llegar a la muerte por crucifixión, uno de los eventos calificados por el sacerdote como “doloroso” para la Iglesia.

De los Santos dijo que, aunque las parroquias reservan estos días para la reflexión y un encuentro más cercano con Jesús, durante todo el año, a través de las lecturas bíblicas y otros ritos, los feligreses pueden tener encuentros de fe que recuerden a Cristo en el mundo.

Written by 159.COM.DO

Comments

This post currently has no comments.

Leave a Reply





  • cover play_circle_filled

    159 RADIO

play_arrow skip_previous skip_next volume_down
playlist_play