Opinion

La cultura de la provocación

159.COM.DO | 12 de abril de 2022
La cultura de la provocación

Una modalidad que ha venido entronizándose de forma agresiva y peligrosa en todo el mundo lo constituye la constante provocación, que trae consigo las inefables respuestas del ente retado que podrían medirse dependiendo del temperamento, la capacidad, la formación y hasta lo que está en juego.

Esa repetitiva provocación no solo la vemos representada en figuras de medio artístico, los que tratan de tener una vigencia mucho mas fuerte que otros exponentes de sus géneros, presentando posibles debilidades de su objetivo, sino que es un reflejo de las acciones que realizan naciones a todo lo largo de globo terráqueo, las grandes corporaciones o empresas, así como también de familias que les encanta enrostrarle a los demás sus niveles de bonanzas.

Una vez, un profesional dedicado al sector Financiero, en medio de una reunión donde se discutían una serie de irregularidades cometidas por empleados de una entidad bancaria con el fin de obtener un lucro ilegal, de una forma serena expresó, que las situaciones dadas eran un reflejo de las sociedades en donde ocurren.

Continuaba con su análisis de forma ponderada diciendo “Si quisiéramos personas intachables, tendríamos que importarlos desde otro planeta, comenzar desde cero, educarlos e inculcarles valores con disciplina en una burbuja donde no tengan contacto con el exterior porque si lo traemos de otra nación nos encontraremos que, aunque cada una tenga sus situaciones, cuando aquí estén fácilmente podrán hacer el proceso de adaptación y en poco tiempo tendremos los mismos casos”.

Parecería una contradicción, pero no lo es, la verdad es que nos deja una importante enseñanza y es que si no se trabaja en el fomento de los valores con disciplina estamos condenados a continuar este círculo vicioso.

Peor aún, cuando se tienen accesos a medios que no necesariamente hacen un equilibrio entre la calidad de lo que venden y insaciable búsqueda de rentabilidad (esta ultima cuando es mayor provoca que el enlatado llegue enfermo a sus consumidores).

Todo es un tema de equilibrio y saber que las situaciones se deben analizar, establecer su apetito de riesgos, para formular los controles que traerán la equidad y una posible y no garantizada paz.

Alguien se preguntará que es lo que quiere decir el autor de esta columna y con sobrada razón porque las parábolas pudieran provocar mayor confusión. Pero si nos detenemos un momento y en la tranquilidad de un lugar sin ruidos ni distracciones podríamos analizar que todo el escenario global que tenemos en este momento es un producto que ha salido de los retos que a manera de provocación se ve sometida la gente.

Tienes desde los singulares choques entre artistas, que hasta bofetadas ha habido, acusaciones de manejos anejos a la ética, violaciones a los derechos de violadores (que hasta risa da decirlo) el disparo de cohetes de manufacturación bélica que se lanzan a ninguna parte con el argumento de prevenir y alertar a los países contrarios de las capacidades destructivas que posee quien lo lanzó hasta llegar a las invasiones que es el colofón de este ejercicio.

Pero la realidad que los desafíos lo único que nos dejan es perdidas para la raza humana, pues se pierden libertades, se pierden estructuras productivas, se pierden recursos valiosos para el sostenimiento de la gente y se pierden vidas, que a nuestro juicio es la parte más oscura de todo.

Todo por querer presentar a los demás como seres inferiores, no merecedores de derechos y perdiendo de vista que de seguro existen formas menos dañinas de controlar el crecimiento demográfico sin planificación y aumentar los niveles de producción para beneficio del planeta.

«Los Privilegios unilaterales no son buenos, pues cuando se  materializan siempre habrán otros que resultaran afectados»

jpm-am

Written by 159.COM.DO

Comments

This post currently has no comments.

Leave a Reply





  • cover play_circle_filled

    159 RADIO

play_arrow skip_previous skip_next volume_down
playlist_play